martes, 11 de diciembre de 2012

EN LAS CALLES DE MADRID

Mientras dibujo, te acercas a mi, me preguntas qué hago allí, y me das otro de esos abrazos con los que te transmito buena energía, pero tal vez seas tu quien me la trasmite.

Al cabo de unos días me haces conocer a alguien con unos luceros encantadores, esos ojos tardan en aparecer, pero llegan y quiero estar mirándolos eternamente, quiero disfrutar de su mirada, de cada una de sus palabras…

Aquella noche acordamos publicar una canción de Madrid cantada por Rosana o por Loquillo… quizás nadie haya ganado, yo sigo enamorado de esos ojos, y tu sabrás que ha pasado…
Gracias, Ana
Rosana nació en las Islas Canarias. Con 20 años se traslada a Madrid para estudiar armonía y guitarra, aunque lleva más de 15 años subida a los escenarios, tendríamos que decir que desde pequeña su vida ha girado alrededor de la música.

En 1996 decidió cantar ella misma sus propias composiciones y publicó su primer álbum Lunas Rotas, que se convirtió sin pretenderlo en todo un fenómeno, publicándose en más de 30 países y Quentin Tarantino utilizó dos de sus canciones en la película Tú asesina que nosotras limpiamos la sangre. Luna Nueva fue su segundo trabajo, un disco más maduro y profundo pero que mantenía la frescura, naturalidad y sentimiento que caracterizan a Rosana. 

Después de varios años de silencio, en los cuales compuso para otros cantantes, en el 2001, publicó su tercer disco que llevó por título Rosana. En 2003, publica un directo con nuevas canciones llamado Marca Registrada, mientras que en el cuarto, publica un álbum recopilatorio y con canciones inéditas. Para el 2005, y tras un cambio de compañía discográfica, publicando Magia con tal aceptación que al mes de su salida fue disco de platino. Poco después en el 2009 saca a la venta A las buenas y a las malas. Su último disco publicado en 2011 lleva el nombre de Buenos Días Mundo, un trabajo donde reúne la madurez alcanzada a lo largo de los años en la música a través de canciones que moverán almas en el mundo entero. Un álbum que en sus palabras es el disco que siempre había querido hacer.

En las calles de Madrid, está publicada en su álbum Lunas Rotas.

Todo y más de Rosana:
Facebook: www.facebook.com/Rosanacantante


Amaneció la noche y la melancolía,
se terminó apagando con la luz del día,
se fue sumando todo lo que te quería.

Bebimos del querer, mientras amanecía,
llené tu corazón de amor que le debía,
se fue sumando todo lo que te quería.

La vida es un suspiro,
no es para vivirla con el corazón dormido.
La vida es para compartir.

Lo que quieras de ti,
lo que quieras de mí.
La vida es la esperanza del que pasa por aquí.

Lo que queda de ti,
lo que queda de mí.
La tienes en el alma y en las calles de Madrid.

Al norte del amor, al sur de tu mirada,
de donde sale el sol a donde el sol se apaga,
hay una vida para cada madrugada.

Airea el corazón, sacude el sentimiento,
la vida es como un tren en la estación del tiempo,
quien no lo sube ve como se va perdiendo.

Tan solo es un suspiro,
no es para vivirla con el corazón rendido.
La vida es para compartir.

Lo que quieras de ti,
lo que quieras de mí.
La vida es la esperanza del que pasa por aquí.

Lo que queda de ti,
lo que queda de mí.
La tienes en el alma y en las calles de Madrid.

Lo que quieras de ti,
lo que quieras de mí.
lo tomas o lo dejas... que la vida es así.
 


Lo que queda de ti,
lo que queda de mí.
Parece que se acaba pero nunca tiene fin.

La vida es un sueño, que amanece para ti...

La vida es la esperanza en las calles de Madrid.

La tienes en el alma del que pasa por aquí.

Amaneció la noche la melancolía,
se terminó apagando con la luz del día,
se fue sumando todo lo que te quería... porque nunca tiene fin.

Lo que queda de ti,
lo que queda de mí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario